¿Qué colores son beneficiosos para tu salud?

Si has oído hablar de la psicología de los colores, seguro que sabes muy bien de lo que estamos hablando. Aunque te sorprenda, los colores influyen en nuestro estado de ánimo y en nuestra actitud, mucho más de lo que piensas. Algunos ayudan a relajarnos, mientras que otros recargan nuestra energía y estimulan nuestro sistema nervioso. ¿Quieres saber más? En Decorablog te explicamos cuáles son los colores saludables para decorar un hogar.

Blanco para momentos de paz

Antes de nada, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de colores saludables? En realidad, todo depende de la atmósfera que quieras crear en tu casa. Y esto a su vez depende del tipo de estancia en cuestión. Por ejemplo, el dormitorio es una zona de descanso así que nos interesan colores que favorezcan la tranquilidad y los momentos de serenidad. Al contrario que estancias más dinámicas como pueden ser el pasillo, la zona de juegos para los niños, la terraza o la cocina.

Si buscas un ambiente puro, limpio, impoluto y sencillo, entonces el blanco es tu color. Es muy recomendable sobre todo en aquellas estancias en las que queremos ganar amplitud, luminosidad y tranquilidad, ya que el blanco favorece la paz y el descanso. Al mismo tiempo, se trata de un color contemporáneo, muy versátil y fácil de combinar.

Amarillo para levantar el ánimo

En estancias donde queremos conseguir una decoración más alegre, dinámica, optimista y creativa, colores como el amarillo pueden ser una buena elección. Es un color bastante llamativo que transmite buenas vibraciones y además es un gran aliado para ganar amplitud en la decoración. Puedes escoger este color tanto en habitaciones, como en zonas de paso.

Naranja para recargar energías

Si buscas un color más cálido y acogedor, el naranja es una propuesta cromática interesante. No olvides que el naranja funciona bien en zonas con mucha actividad como por ejemplo en la cocina o en el comedor. Este color estimula el sistema nervioso y ayuda a recargar nuestras energías.

Pero no te excedas al utilizarlo ni lo combines con otros colores demasiado llamativos. El resultado puede ser una decoración un poco agobiante y claustrofóbica. Y esto mismo sucede también con el color rojo que es un poderoso estimulante por su intensidad, pero que en exceso puede alterar nuestros nervios.

Verde por su bienestar

Para los amantes de la naturaleza, un color también muy saludable es el verde. Un toque natural que transmite esperanza, positivismo y que al mismo tiempo favorece una atmósfera más relajante. Por lo tanto, podríamos decir que el color verde es una buena elección para la zona de estudio, ya que favorece la concentración y el bienestar.

Azul para respirar mejor

Otro color que también se asocia a la salud es el azul. Un buen ejemplo de ello es que es el color que suelen utilizar como imagen corporativa empresas aseguradoras, centros sanitarios, hospitales…

Y es que el azul tiene efectos relajantes, nos ayuda a controlar la respiración y el pulso, e incluso a mantener la calma. Aunque esto no quiere decir que debamos utilizar el azul en exceso.

Aspectos a tener en cuenta

Y llegados a este punto, hay que aclarar otro detalle importante de la elección de colores en el hogar. Es decir, hay que saber combinar los colores y también escoger el grado de intensidad adecuado.

Si estás pensando en colores tan llamativos como el naranja o el rojo, asegúrate de combinarlos con tonalidades y estampados más discretos, cálidos y sencillos. Por el contrario, un suave azul cielo o un rosa palo admiten colores más intensos como el amarillo. Hay que conseguir un cierto equilibrio cromático.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *