Trucos para renovar tu casa con poca plata

Cuando los recursos no abundan hay que empezar a jugar con la imaginación para mantener nuestra casa actualizada. Entra acá y toma nota de estos consejos.

Renueva el aspecto de tus muebles:

Esto también se puede realizar con poco dinero. Agregar algunos detalles puede modificar totalmente la imagen del mueble. Por ejemplo, reemplaza los herrajes, dale una pátina o modifica el color del lustre. En sillas y sillones, proba agregando fundas y retapizando. Un sofá revestido con una tela estampada y recargada puede tapizarse con una funda lisa, agregándole sencillez y revalorizando sus líneas. Entelar o forrar muebles les cambia totalmente la imagen y los revaloriza. Si te animas, puedes revestir el frente de los cajones con cuero, logrando un efecto totalmente diferente y muy actual.

Hay materiales que ofrecen muchísimas posibilidades: la arpillera, por ejemplo, en general se asocia con bolsas de baja calidad pero puede aportar calidez y textura.

Cambia la iluminación

La luz es un elemento decisivo en esta composición, porque puede atenuar algunos colores y sectores, y realzar otros. Una luz puntual revaloriza un área.

Ordena y tira lo que no usas

Muchos de esos objetos (muebles, cuadros, papeles u otras cosas) ocupan un lugar que podría aprovecharse de otra forma. No estamos hablando de objetos de colección o que impliquen un afecto especial, sino de aquellas cosas que se van acumulando “sin ton ni son”, y sin que usted tenga una intención real de conservarlas.

Según el Feng Shui y otras disciplinas orientales, todos los objetos sin uso que se estancan, obstaculizan el libre flujo energético. Es muy importante mantener el dominio del espacio, y recuperar sectores que no se tiene en cuenta porque están ocupados con objetos prescindibles.

Juega con los colores y las texturas

No hace falta pintar de nuevo toda la casa, hay detalles de color y textura que pueden modificar la percepción del espacio. Imagina un cuarto pintado en tonos pastel, y con detalles de la deco en naranja. Ahora, piensa en esas mismas pinceladas de color, pero en azul Francia combinado con turquesa y verde manzana. Por ejemplo, en cortinas, una alfombra o carpeta, el marco de un cuadro, un adorno… ¡Animate a pensar en colores!! Elegí uno o dos y aplícalos en todos los detalles.
Usa tu imaginación en cada espacio y atrévete a renovar. Sin gastar mucho, tu living parecerá nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *